lunes, 21 de septiembre de 2015

El dormitorio de una señorita (I)

¡Hola otra vez! En esta entrada tocaba el vestíbulo pero he de repetir las fotos con una buena luz porque no me han salido demasiado bien, así que... Mejor dejamos el vestíbulo para otra ocasión y pasemos a conocer un pequeño rincón muy femenino y elegante. 

Lo primero de todo, ver el espacio disponible y forrar paredes con cartón pluma. Dejé un falso pasillo al fondo para dar sensación de profundidad, con una consolita de mármol blanco  para decorarlo. En esta ocasión el suelo es muy sencillo, simplemente listones largos uno junto a otro.





Con la estructura lista, es hora de experimentar con las muchas combinaciones de muebles.




Elegí un papel con guirnaldas de flores en tonos claros, y sobre el zócalo de cartón pluma hice algunas pruebas con colores. Al final me decidí por el aguamarina, ya que le daba un contraste bastante bonito. También envejecí el suelo con pátina blanca.




Los dibujos del zócalo están hechos con una perforadora. Es rápido y sencillísimo y el resultado queda estupendo. Con molduritas de madera y molduras de pasta de modelar blanca fui decorando las paredes.




Elegí muebles de estilo romántico y los pinté en un rosa muy claro con toques dorados. La joven dueña del cuarto es toda una mademoiselle: perfumes, un joyero, peines... ¡No le falta de nada! Sobre la cómoda vemos algunos libros (seguramente esté leyendo Cumbres Borrascosas), una muñequita de su infancia a la que tiene cariño y una jofaina de porcelana blanca. Para alegrar la estancia, nada mejor que un buen jarrón de rosas que den color y perfume. Por último, la cama estilo diván tiene pintada una figura femenina; está vestida con una colcha estampada y encajes. El cerdito lo compré hace algunos años en la feria Tom Bishop de Madrid, ¡es una de mis miniaturas favoritas!.









Con los muebles listos para ir a su sitio, hoy lo dejaremos aquí. En la próxima entrada veremos como queda el cuarto terminado. Gracias por pasaros y seguir los progresos de Villa Rêve. ¡Hasta pronto!  


6 comentarios:

  1. Pues te va a quedar preciosa la habitación. Los colores son muy bonitos y combinan muy bien.
    Me encantan los zócalos y molduras.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Victoria, la verdad es que son unos colores poco comunes pero me puse a experimentar, jeje. Las molduras de pasta las suelo hacer yo con moldes, es una solución muy buena porque así siempre tienes la cantidad que necesitas. Otro abrazo para tí.

      Eliminar
  2. Me gusta muchísimo,tanto los tonos de la pared,como cada elemento que compondrán la habitación,tan femenina y delicada,es muy bonita!!!!!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pilar, muchas gracias por la visita. Al principio la verdad es que tuve mis dudas por los colores pero el conjunto quedó muy bien, con los muebles y todo. Tengo que hacerle fotos terminada y os la enseño. ¡Un besote!

      Eliminar
  3. Hola Judit, no conocía tu blog, pero ya tienes una seguidora mas.
    Me gusta mucho tu trabajo y como lo haces.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Dakota, me alegro mucho de que te guste el blog y mis casitas... A ver si actualizo prontito con la siguiente estancia. Nos vemos entonces. Un abrazo.

      Eliminar